Iglesia: La gran estafa

Limbo
En una Charla de Amigos, Sil me comentaba que había leído en un blog que en una iglesia de Villa Constitución había un cartel con la siguiente inscripción:
“En esta Iglesia usted puede ganar una indulgencia plenaria cada día”
Totalmente en armonía con esta empresa tan lucrativa que es la religión, parece que se dejaron de rodeos y diréctamente sacan a la venta pedazos de cielo (no del cielo azul, del otro).

Resulta que esta "inmobiliaria" que vende terrenos celestiales, parece que además está estafando a TODOS sus actuales interesados. Esos terrenos son sólo 150.000, no recuerdo bien dónde lei ese dato (quizá en una versión comentada de "La Divina Comedia"), pero decía que esa era la cantidad de personas que iban a habitar el cielo.

Ahora pensemos un poquito: cuántas personas "justas" y merecedoras del cielo han vivido desde los orígenes mismos del mundo, desde que el barbudo ser puso todo su empeño en hacer una figurita de barro a su imágen y semejanza? Claramente ese número les quedó chico... por lo que hace muchísimos años que ya se vendieron todos los lugares disponibles.

Qué pasará con toda la gente estafada? Esa misma pobre gente a la cual le prometen el cielo a cambio de una vida de sufrimiento y pesares... qué pasará cuando lleguen por fin a la puerta de su pequeño inmueble y vean que está habitada por dueños legítimos y que adquirieron el mismo miles de años antes que ellos?

Será que la iglesia les devuelve el importe? Hacepta devoluciones? Y... Te reintegra la vida para que puedas vivirla cómo "el hombre manda"?

Es muy parecido a lo que pasa en la provincia de Santiago del Estero en Argentina, dónde hay gente que les vende campos a los porteños... campos que tienen por lo menos otros tres porteños de dueño.

En fin, por más que aceptemos que la gente es ciega y no entiende de razones cuando de fé se trata, habría que hacer conocer este hecho, a ver que excusa saca la "inmobiliaria". Aparecerá con alguna promesa diferente? a lo mejor inventará un segundo cielo, tal vez más agiornado y con seguridad propia y un club house? o capaz que promete algún cielo más parecido al de los islámicos, con varias vírgenes dentro de la propiedad, para que sea más apetecible a la lujuriosa juventud actual?

Otro dato que la gente no tiene en claro:
Creen que cuando mueren van al cielo???
NO señores, parece que no leyeron la letra chica del contrato... van al limbo, que es una especie de cementerio bajo tierra y van a esperar ahí, hasta el día del juicio final!
Sobre este punto hay opiniones diversas entre los mismos teólogos, pero queda claro que al cielo no puedes entrar sin un juicio previo...

Pobre de los sacrificados que penaron poquito a poquito para conseguir esos primeros lugares y se les dijo que era cuestión de un tiempito y le daban la casa... HACE MILES DE AÑOS que están bajo tierra esperando ese día, que por lo visto, no da noticias de acercarse...

Claro, en la época de Jesús, se dijo que el juicio llegaría en el transcurso de una generación... pero nada pasó... entonces la iglesia ni lerda ni perezosa dijo que el último de los días llegaría en el año 1.000 DC, pero nuévamente se equivocaron... Entonces le agregaron 1.000 más: Será en el 2.000! Hoy recuerdo el miedo que tuve hace seis años... bueno, tampoco pasó nada, pero supongo que la marca roja quedó fija en el 3.000 DC.

Consejo: Si sos creyente de la religión católica, andá a la iglesia y preguntale al cura si todavía quedan vacantes o es sólo un invento del DrGEN?
Ah... y de paso preguntále cómo es eso del limbo?
Por lo menos, si les vas a dar tu vida, tu dinero, y tu capacidad de libre pensamiento, a cambio exigí que no te estafen!

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Drgen! Buenísimo el post.
Estoy analizando: la posibilidad de comprar un terrenito en el cielo,es similar a la probabilidad de ganar el gordo de navidad, pero creo que me quedo corta...
Siempre están los que creen que comprar varios boletos, incrementa la posibilidad.
Y cuando digo "comprar", digo pagar con dinero o con "servicios" esta promesa de vida eterna.
Pero, al mejor estilo del marketing, los pocos números sorteados,siguen participando en sorteos
sucesivos,hasta el infinito.
Mientras tanto, todos los perdedores y los ganadores parciales, son alojados en el hotel transitorio llamado Limbo, mordiéndose las uñas esperando seguir en carrera.
Y mientras tanto, la VIDA hipotecada,se pregunta...¿Por qué???

DrGEN dijo...

Y ni hablar de que el Limbo es un hotel de cuarta!

Evil Preacher dijo...

Saludos, Doctor:
El número exacto de plazas celestiales es de ciento cuarenta y cuatro mil, tu magnanimidad te a llevado a exagerar en algunos miles :P

El dato procede de la Biblia, o sea, que va a misa, del Apocalipsis 7, 4 y se repite en
Apocalipsis 14, 1 y 3. y en Apocalipsis 21, 17.

DrGEN dijo...

Evil Preacher:
Un placer tenerlo por acá.
Tiene usted razón, el número que usted aporta es el correcto, pero mi error no fue por magnanimidad sino por flojeza de memoria ;)

En cuestiones bíblicas... nadie como usted!

Saludos,
DrGEN